Gracias por todo, Rius.